En esta ocasión te queremos compartir por qué los hornos de brasa están regresando a las mejores cocinas y la respuesta es bastante simple: estos hornos utilizan el carbón como fuente de energía, lo que hace que los alimentos tengan un exquisito sellado, mayor jugosidad e incluso se perciba mucho mejor el aroma de los ingredientes, en pocas palabras ¡un verdadero manjar!

 

Los hornos de brasa son una fusión entre parrilla y horno, que combina perfectamente las características de una barbacoa con la de un horno. Se usa para cocinar todo tipo de platillos, desde los asados tradicionales, como el cordero o jabalí, hasta pescados, legumbres y verduras. Las altas temperaturas que alcanza, entre 300º a 350º, además de darle más jugosidad a los alimentos, también les da mucho más textura y un sabor exclusivo.

 

 

Se podría decir que estamos regresando a la antigua cocina. Los hornos de brasa se apropiaron de los sabores tradicionales dándoles un toque innovador, impregnan de manera delicada el característico sabor humeante a los insumos, dando como resultado exquisitos platillos que hacen explotar todos los sentidos. 

 

Nosotros somos unos de los muy pocos restaurantes en Puebla que cuentan con un horno de brasas y gran parte de nuestros platillos son preparados en él. Por ejemplo las famosas tiras de Short Rib son cocinadas a fuego lento, para lograr ese peculiar y delicioso sabor hacemos un corte transversal en el costillar obteniendo así la mejora carne, la pegada al hueso.

 

 

Nuestra emblemática Hamburguesa de Cordero logra obtener mayor jugosidad y sabor gracias a las brasas de carbón, que le dan un inigualable sabor. Lo mismo sucede con nuestro original pulpo a la brasa en leche de tigre, el cual nos atrevemos a decir que es el favorito de muchos comensales.

 

 

Además para obtener la armonía perfecta te recomendamos maridar los platillos con el amplio menú de vinos que ofrecemos, contamos con más de 190 etiquetas de 10 países.